ETAPA DIFÍCIL PARA LOS PADRES: LA ADOLESCENCIA

Encuentro/ abril 15, 2019

Muchos son los padres y madres que me trasladan lo difícil que es para ellos ver a sus hijos o hijas convertirse en “hombrecitos” o “mujercitas” de un día para otro, y lo complicado que es comunicarse con ellos y ellas.

Los cambios físicos y hormonales causan vaivenes bruscos en el estado emocional del adolescente. Sus amigos y amigas toman el lugar prioritario, desobedece, baja su expediente académico y entra en estado de rebeldía, lo que padres y madres suelen entenderlo como un alejamiento.

Empecemos a entender cuáles son sus preocupaciones, para ello solamente tenemos que ponernos a pensar un poquito como una persona de su edad, entonces nos daremos cuenta que la misma están centradas en su día a día: ¿saldré con mis amigos esta tarde? ¿mis padres me castigarán por haber suspendido? ¿mis padres me dejarán llegar más tarde a casa? Hagamos un esfuerzo en empatizar para conocer a un adolescente y ver que las inquietudes de su hijo o hija difieren mucho de las de una persona adulta. En esta etapa existe un gran choque con la anterior, la infancia, y en la que su hijo o hija cuestionará valores, creencias y en la que se crearán nuevos patrones de relación.

Su hijo o hija necesita convertirse en un ser individual, dar un paso a la independencia, por esta razón solicita privacidad, necesita ponerse a prueba y, por supuesto, decidir lo que puede hacer por sí solo sin ser dirigido. Esto es interpretado muchas veces por padres y madres como rebeldía, entonces es cuando llega aquello que debe evitarse y es entrar en las luchas de poder, que no llevan a ningún lado.

Olvídese de las anteriores herramientas que funcionaban cuando su hijo o hija desobedecía, cuando era fácil modificar aquellas conductas que no fueran apropiadas, o la buena recepción de sus consejos y, sobre todo, deseche el miedo a no poder controlar esos comportamientos que ahora tiene.

Acepte esta etapa sin pretender que su hijo o hija sea lo que usted quiere que sea, es importante que tome el papel de guía en esta autonomía natural que reclama, recordándole lo realmente importante que es para usted, centrándose en su personalidad y sin juicio.

Aparecerá la mentira, muchas veces como consecuencia a no dañar o decepcionar a sus progenitores por la necesidad de experimentar por sí solo acciones que no serían aceptadas, recuerde que podría ser por esta razón, de esta manera, usted divisará de forma más clara el potencial que tiene su hijo o hija.

Y por supuesto, debe dejar que cometa errores, como todos lo hacemos y a enmendar los mismos. De esta manera, aprenderá. ¿Le suena?

La conexión con su hijo o hija es importante en esta etapa y existen herramientas para empatizar, escuchar activamente, animarse a tomar decisiones conjuntas o mejorar la comunicación. Es hora de usar nuevas formas basadas en la que el respeto, la cordialidad junto con la firmeza son las que realmente están ofreciendo mejores resultados y dejemos a un lado el excesivo autoritarismo y la permisividad, o el uso de ambas sin control yendo a ciegas de una a otra.

Recordemos algo fundamental; que los progenitores deben estar a una en la educación de sus hijos, independientemente de la situación en la que se encuentren, y que el mejor incentivo para unos hijos es el reconocimiento emocional y nunca el material.

Si necesita ayuda existen profesionales que realizamos talleres formativos a padres y a adolescentes que ayudan a profundizar en el crecimiento y mejora personal de los hijos y, a los padres, adoptar otras formas de actuar para que en esta etapa todo se lleve de la mejor manera para toda la familia.

En estos talleres su hijo o hija desarrollará habilidades socio-emocionales que permiten reconocer sentimientos en uno mismo y en todos los que están a su lado; ya sean padres, madres, hermanos, amigos… Mediante este taller se promoverá el autoconocimiento y fomentará la autogestión de emociones y aprendizaje de comportamientos competentes para obtener un buen desarrollo individual y social.

Por otro lado, el taller de padres le ayudará a utilizar la empatía, herramientas de comunicación o romper con creencias heredadas. En definitiva, entender esta etapa en la que su hijo o hija está pidiendo a gritos individualismo y no sabe cómo acompañarlo.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*